Quiénes somos | Blog | Contacto

Fotografía de aproximación: te desvelamos todos los secretos

¿Quieres saber más acerca de la fotografía de aproximación? Es un tipo de fotografía que se encarga de aproximarnos al objeto, y así hacérnoslo más grande a nuestros ojos.

La fotografía de aproximación o acercamiento puede generar dudas sobre todo con respecto a la terminología correcta de uso y a cuáles son los materiales necesarios para poder realizar este tipo de fotografía.

¡Estás de suerte! En el siguiente artículo te vamos a explicar sobre este tipo de fotografía para que te conviertas en todo un experto, pero antes de descifrarte sus mayores secretos, te contamos en primer lugar qué es la fotografía de aproximación.

Sí además, estás interesado en saber sobre tipos de objetivos, te dejamos un artículo que te los detalla a la perfección.

¿Qué es la fotografía de aproximación?

La fotografía de aproximación es aquella que nos muestra una cantidad de detalles del mundo que nos rodea, que en nuestro día a día no solemos visualizar al no acercarnos tanto a esos sujetos u objetos.

En concreto, es una técnica fotográfica en la que es posible captar una imagen con un aumento en el sensor que comprende desde 0,1 (1:10, 0’1x) a 1 (1:1, 1x) respecto al objeto real, esto significará que se podrá hacer la imagen como mínimo 10 veces más pequeña y, como máximo, del mismo tamaño del objeto real.

fotografia-de-aproximacion-inmofotos-zaragoza-lentes-interior

¿Cuáles son los tipos de fotografía de aproximación?

Una vez que tenemos claro qué es la fotografía de aproximación, la vamos a distinguir en dos tipos:

  • Fotomacrografía: hacer la foto aproximándose tanto que el tamaño del objeto o sujeto en el sensor sea igual o superior al que tenga en la vida real, es decir, una ratio de aspecto de entre 1:1 a 25:1.
  • Fotomicrografía: cuando la ratio de aspecto es a partir de 25:1, y en este caso será necesario un microscopio para poder verlos.

¿En qué se diferencia de la macrofotografía y la microfotografía?

La macrografía se diferencia de la fotomacrografía en que solo se trata de la reproducción de una foto a gran tamaño, no teniendo nada que ver con lo que hemos explicado anteriormente. Es decir, la macrografía es la imagen de un objeto o sujeto a tamaño real.

Lo mismo ocurre con la microfotografía que consiste en obtener imágenes pequeñas de objetos o sujetos de tamaño real. Es la técnica utilizada para la fabricación de los microchips.

Una vez resuelta está confusión, a continuación, te contamos cómo realizar este tipo de fotografía de aproximación.

¿Qué material es necesario para realizar fotografía de aproximación?

Para poder realizar fotografía de aproximación se necesitan diferentes herramientas, que variarán de precio según tu presupuesto y del nivel profesionalidad que quieras conseguir. Te enseñamos algunas de las opciones:

Objetivo macro

Consideramos que es el sistema más fácil y además el que nos da mejores resultados. Son específicos para hacer fotografías macro y disponen de distintas distancias focales:

  • Cortas: 30 a 50 mm.
  • Largas: 60 a 105 mm.
  • Teleobjetivos macro: 150 a 200 mm.

En consecuencia, a mayor distancia focal de más lejos podrás realizar la fotografía, pero también será más caro.

fotografia-de-aproximacion-inmofotos-zaragoza-lentes-2ninterior

Anillos inversores

Es un sistema que consiste en girar el objetivo para así hacer un acercamiento parecido al que se consigue con el objetivo macro. Se hace a través de unos anillos que se unen a la parte frontal del objetivo con el cuerpo de la cámara.

Una de sus ventajas es que es más económica que los objetivos macro, pero, a cambio, perderás el control de la cámara con respecto al enfoque, diafragma, etc.

Lentes de aproximación

Si quieres iniciarte en este mundo de la fotografía de aproximación una de las opciones más baratas son las lentes de aproximación. Consiste en colocar un filtro en el objetivo de la cámara que nos servirá para aumentar la imagen como si fuera una lupa.

Sin embargo, es solo de uso recomendado para iniciarse porque suelen ser de baja calidad y esto hará que se acabe distorsionando la imagen.

Tubos de aproximación

Es otra de las opciones baratas para hacer este tipo de fotos. El tubo se enrosca entre el cuerpo de la cámara y el objetivo, consiguiendo aumentar la focal del objetivo y así dándonos más acercamiento.

Trípode

Es una de las herramientas casi indispensables, y es mejor que sea robusto y pesado para que no sufra con el viento u otros factores. Otra de las características que facilitarán la fotografía será una columna central extraíble, unas patas y una rótula de cremallera.

Control remoto

Por último, recomendamos que te hagas con un disparador remoto porque al ser una fotografía de detalle cualquier pequeño movimiento podría arruinar la imagen.

Una vez que tienes los materiales necesarios para realizar con perfección la fotografía de aproximación, ya no tendrás excusa para no ponerte a ello.

Esperamos desde Inmofotos que este artículo te haya ayudado a acercarte más al mundo de la fotografía de aproximación.